Páginas vistas en total

Wattpad

domingo, 29 de junio de 2014

Olor A Flores Exóticas Capítulo 17

*Narra Antonio*
Eran las 6 de la tarde y las chicas estaban empezando a arreglarse en nuestra habitación. Me iban a dejar otra vez solo así que no iba a ayudarlas, en cuanto Mery, Rou y teta rellena llegaron me fui dar una vuelta y comprar recuerdos para mi familia.

La calle estaba llenos de turistas que aprovechaban la tarde para comprar al igual que yo. Estaba mirando unas camisetas de souvenir muy cutres cuando alguien me hizo un toque en el hombro, me giré y allí estaba Chris.
-¿Qué quieres Chris?- le digo con el tono de voz más borde posible.
-Quería darte las gracias. Acabo de hablar y me ha dicho que no dirá nada, solo dirá que lo hemos dejado.
-¿Y a mí qué?
-Bueno, se que la has convencido tú, Rose es muy rencorosa. Gracias.
Me di media vuelta, ignorándolo y seguí con lo mío.
-Antonio por favor perdóname, no digo ni que volvamos como antes o que seamos amigos, pero no me ignores por favor.
-¿Sabes Chris? He pensado mucho y creo que debería perdonarte pero después te veo y no puedo, cuando te veo siento que te odio tanto que no te puedo perdonar, así que o te vas tú o me voy yo.
Chris se fue sin hacer ruido y yo continué viendo camisetas.
Diez minutos más tarde sonó mi teléfono, era Rose.
-Hola Rose.
-Hola Antonio.- la verdad es que parece muy alegre.
-¿Te apetece ver una peli esta noche en mi piso? Podrías quedarte a dormir, tengo palomitas.
-¡Claro!
-¿Te vienes a las 9?
-Vale, hasta dentro de unas horas.
-Hasta luego.

*Narra Mery*
Eran las 10:45 y ya habíamos terminado de arreglarnos, Ely estaría ya aquí en momentos y habíamos quedado con los chicos. Habían alquilado una limusina para ir todos juntos.
Me vestí así
Rou se vistió así
Almu se vistió así
Marina se vistió así
Ly se vistió así
Alguien llamó a la puerta y Lydia fue a abrir, seguramente era Ely. Ella entró y todas nos quedamos sorprendidas, menos Almu que se reía. Ely llevaba unos pantalones cortos y unas botas y a diferencia de nosotras, que íbamos maquilladas y repeinadas, ella no llevaba ni pizca de maquillaje y el pelo solo lo tenía planchado.
Ely se vistió así

-¿Vas a ir así Ely?- le pregunta Lydia.
-Sí, ¿qué pasa? La camiseta es nueva.
Me fije en su camiseta, ponía "Prom Queen" no puede aguantarme la risa.
-Lo siento mucho Ely, pero creo que aunque lleves esa camiseta no te elegirán como reina del baile.- le digo entre risa.
-Pues mato a la reina.- dice seriamente y todas reímos.

*Narra Almu*
Salimos del hotel y Mike y sus amigos, junto a dos chicas más estaban allí esperándonos. Los chicos nos pusieron un ramillete de flores a cada una.
-Espera un momento.- dijo Ely subiéndose las gafas de sol.- Nadie me dijo de flores en las muñecas.
-Lo siento, te iba a comprar una cuerda hecha de flores, para que te colgaras en el baile pero me dijeron que se rompería antes de que te murieras.- le dijo Eric y Ely lo miró con mirada asesina aguantándose la risa, al final dejo que le pusiera la flor.
La limusina era enorme pero una vez que subimos las 8 parejas se quedó pequeña, teníamos que ir apretados unos contra otros. Nunca estuve tan agradecida de llegar y poder bajarme de la lata de sardinas, no me había imaginado que mi primer viaje en limusina sería tan agobiante.
Me bajé y esperé que las demás salieran junto a Trebor, mi acompañante que medía unos centímetros menos que yo estando plana y ahora en tacones la distancia aumentaba.
-¿Almu?- ¡Oh no, esa voz no!
Me giré y vi a Debrah y lo que era peor, Niall estaba a su lado. Me moría de vergüenza, al lado de la madura y elegante Debrah debía de parecer que tenía 13 años, aunque tenía seis años más.
-Hola- saludé con una falsa sonrisa.
-¿Qué haces aquí?- me preguntó Niall con una gran sonrisa, espero que no se esta riendo de mí.
-Bueno, estamos acompañando a unos amigos.
-Eso es muy bonito.- dijo Debrah con un retintín que casi me hace vomitar.
-Bueno nos tenemos que ir- dijo Niall.- Diviértete Almu.- y se fue guiando a Debrah por la cintura.
Me quedé mirando como se alejaban ¡Cómo odiaba a esa tía!
-Cuidado, si la matas irás a la cárcel.
Giré la cabeza a la derecha sorprendida y Trebor me estaba mirando.
-Seguro que la acabas matando con la mirada.-dijo.
-¡Qué asco le tengo! Ojala mi mirada matara.
-Bueno, si te tranquiliza no creo que ella le guste a él.
-¿Por qué dices eso?
-Intuición masculina- lo miré fijamente- o quizás es porque ella parece muy artificial y eso a los tíos no nos gusta.
-Bueno, cuando esa tía se muera o se aleje de él sabremos si tu intuición funciona.- hice una pausa.- Además, aunque ella desapareciera no pasaría nada entre nosotros.
-¿Por qué?
-Porque le dije que fuéramos solo amigos.
-¡Vaya cagada!- asentí a sus palabras- Pero en verdad, si él de verdad quiere algo contigo créeme que no se quedará en la friendzone.
-Espero que tengas razón.
-Ya verás como dejará de ser solo tu amigo.

*Narra Ely*
Delante de la puerta del gimnasio del instituto había una larga cola de gente que quería entrar, en la puerta había un chico de penúltimo curso controlando la entrada. Eric y yo nos pusimos los últimos en la cola, avanzábamos a buen ritmo y todos los demás entraron. Cuando tocó nuestro turno el chico de la puerta se interpuso.
- No puedes entrar.- me dijo exclusivamente.
-¿Qué dices subnormal?
-Es un baile formal y no puedes entrar con esas pintas, encima sin ser estudiante.
-Tú vas con esa jeta por la vida y no te he dicho nada.
-¡Largo de aquí!
-¿Quieres comerte mi puño? Eres un pringado, es tú baile y estas aquí afuera, seguro que nadie quería ir contigo, ni siquiera tu prima fea y gorda.
-Mira niñata vete porque a mí me da igual pegar a una tía.
-Ely tranquila.- Eric me agarró por la cintura y tiró de mí fuera de la cola, intenté resistirme pero él era más alto y fuerte que yo.
-Suéltame que a ese lo mato.
-¿Y si vamos a la tienda a alquilarte un vestido? Esta cerca y seguro que aún está abierta?
-Me niego a ponerme un vestido para entrar, me pongo lo que quiero.
-Gracias por tu generosidad, quiero poder entrar a mi baile.
-Pues entra, yo me voy a casa.
-Quiero entrar contigo- me suelta y yo me pongo cara a él- Hazlo por mí anda.
Me fijé en él, hasta ahora no me había dado cuenta de lo guapo que es, era el más alto de sus amigos, incluso más alto que yo, era delgado y tenía su brillante pelo castaño algo despeinado con algunos rizos dispersos y...¡oh dios mío! ¡Vaya ojos marrones! Tenía hasta una marca en la nariz, algo así como un lunar pero era una cicatriz.
-Venga, vale.- le dije al final.
***
-¡No pienso salir así vestida!- le grito a Eric desde dentro del probador.
-¡Oh, venga, no puede estar tan mal!- abre la cortina.
-¿Pero que haces? ¿Y si estoy desnuda?
-Pero estas vestida, ¿no?
-Sí pero ¿y si estaba desnuda?
-Venga, estas deseando en desnudarte delante mía.- dijo con una mirada picara que de derritió.
-Calla idiota.-miré a mi alrededor- Pásame mis botas.
-¿Te vas a poner las botas?
-¿Algún problema? Da gracias que llevo el vestido.
-Bueno, venga muévete princesa.- no puede evitar ponerme colorada con sus palabras y él rió.
Fui a pagar él vestido cuando el extendió una tarjeta de crédito.
-¿Qué haces?- le digo.
-Eres mi acompañante, además te lo vas a poner por mí, lo menos que puedo hacer es pagártelo.- acercó su cara a la mía- Nunca he dicho que tenga problemas de dinero.
-Haz lo que quieras- digo mientras salgo de la tienda y él se queda pagando.
Cuando Eric sale de la tienda mira a su reloj y suspira.
-Ya no llegamos a tiempo al baile.
-¿Cómo? ¡¿Y para eso llevo este vestido?!
-Vamos ya directamente a la fiesta de después a casa de uno.-dice ignorándome.
-Estoy deseando alejarme de ti.- le digo.
-¡Venga ya preciosa! No mientas. Una cosa, no te alejes mucho de mi que vas muy guapa y vete a saber si te vuelvo a ver como alguien te eche el ojo.
Iba vestida así

*Narra Lydia*
Mike y yo habíamos estado bailando todas las noches y al fin habíamos parado para descansar. Había aprovechado este momento de descanso he decidido contarle todo lo que me ha pasado durante este tiempo con Zayn. Él escuchaba atentamente todas mis palabras sin decir nada.
-Si quieres te puedo ayudar.- dijo cuando terminé.
-¿Cómo?
-Poniéndolo celoso, cuando vea que te puede perder se esforzará para recuperarte.
-No se yo Mike.
No pudimos terminar nuestra conversación. La orquesta dejó de tocar y el que supongo que será el director subió al escenario para decir el nombre de los reyes del baile. El gimnasio se quedó en silencio y los tres chicos y tres chicas encima del escenario cruzaron los dedos, a mí lado Mike estaba tenso. Cuando salió el nombre de el rey Mike se puso más tenso, era el capitán del equipo, ¡qué típico! después de que pusieran corona al chico el director fue a leer el nombre de la reina: Dana. Mike se puso más tenso que antes, que raro. Y entonces lo comprendí.
-Es tu ex novia, ¿verdad Mike?
Él asintió, dió un sorbo a su vaso de ponche, sacudió la cabeza y sonrió.
-Vamos a la fiesta.

*Narra Marina*
Junior y yo esperábamos a Nash delante de la casa de uno de último curso donde había una fiesta.
-¿Viendo pasar el tiempo?
Junior y yo nos giramos a la derecha allí estaba Nash.
-Nash.- lo saludé con una sonrisa y un abrazo.
-Hola preciosa.- me soltó y miró a Junior.- Vengo a protegerte de esta depravada sexual.- dijo señalándome.
-¿Pero qué dices?- le digo dándole un empujón.
Junior ríe.
-Iros sin mí. Yo tengo que esperara mi hermana pequeña para llevarla a casa.
-Adiós Junior.- dijimos Nash y yo a la vez.
-Adiós.
Nos alejamos de Junior.
-Vamos a emborracharnos y a pasarlo bien,-dice Nash- con suerte a lo mejor mañana recordamos algo.

*Narra Rou*
Byron y yo salimos de la fiesta. Él iba bastante borracho y yo había salido para esperar a Louis.
-Rou vas muy sexy.- dijo Byron con voz de borracho.
-Ehhhh, gracias.
-Me gustan tus labios rojos.
-Gracias.- decía alejándome de él e ignorándome pero de repente él me cogió del brazo y tiró de mí.
Me besó y sus pegajosas manos recorrían mi cuerpo y me acercaban más a él, me recordaba a Peter. Me separé de él lo más que pude y cuando nuestro labios se separaron le di una ostia.
-Tengo novio Byron, aléjate de mí.- vi el coche de Louis al final de la calle, corrí hacía él. Espero que no haya visto nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario