Páginas vistas en total

Wattpad

sábado, 12 de julio de 2014

Olor A Flores Exóticas Capítulo 20

*Narra Rou*
Era sábado por la tarde y nos estábamos preparando para irnos a la apertura de un club ¡Éramos como famosas!

Mery fue la primera en terminar y en cuanto lo hizo se fue a casa de Ely; la siguiente fue Marina que esperó en su habitación hasta que Nash llegó y se fueron juntos. Más tarde se fue Antonio, hoy era el cumpleaños de Rose y estaba invitado, se habían hecho muy bueno amigos
Sólo nos quedamos en la habitación Lydia, Almu y yo, que tras terminar de arreglarnos nos quedamos esperando a que llegarán a por nosotras.
Ly se vistió así
Almu se vistió así
Rou se vistió así
Tras unos minutos esperando llamaron a la puerta y fui a abrir. Una bonita sonrisa me saludó, unos bonitos ojos me hicieron sonreír y un beso me hizo derretirme.
-¿Sólo estáis vosotras tres?- preguntó Louis cuando nos separamos.
-Sí, las demás ya se han ido.
-¡Vaya! Entonces hemos traído dos coches para nada.
Bajamos del hotel y en toda la calle sólo habían dos coches, los de los chicos.
La puerta del conductor del coche azul salió Niall, la cara de Almudena se iluminó con una gran sonrisa. La puerta del copiloto se abrió y salió Debrah, la cara de Almudena daba miedo, parecía que iba a tirarse a su yugular en cualquier momento.
-¿Y las demás?- preguntó Niall mientras se acercaba seguido por la pelirroja.
-Ya se han ido- dijo Lydia.
-Bueno, pues vayámonos ya- dijo Niall señalando a los coches. -Almu, ven con nosotros.- ella fue tras él y Debrah con cara de perro.
Espero no tener que testificar como testigo de un asesinato.

*Narra Mery*
Me vestí así
Llegué al piso de Ely y esta me abrió la puerta. Me fijé en como iba.
Ely se vistió así
-¿Pero cuántas botas tienes? Debes de tener hasta hongos en los pies.
Ely me miró con cara de asesina.
-Tengo más botas de las que re puedas imaginar.
Fuimos hasta el club en su moto. En la puerta estaba Almu esperando para meternos, una vez dentro la rubia se fue hasta la zona VIP y nosotras nos quedamos allí, en mitad de la mitad.
-¡Joder!- exclamó Ely cogiéndome fuerte del brazo.
-¿Qué pasa? Me haces daño.
-Ostia, no me lo creo joder. ¡JODER!- parecía histérica.
Miré hacia la dirección a la que ella estaba mirando y sólo vi a Liam hablando con unos chicos.
-¡Jodeeeeeer! Es Luke.
-¿Luke?- yo no entendía nada.
-¡Luke Brooks!- dijo señalando a uno de los chicos.
-Ah.
-¿Recuerdas que me debes unas cuántas?- dijo volviéndose para mirarme.- Pues dile a Liam que me lo presente.
-¿Qué? Lo siento no puedo hablar con Liam, soy una neurótica.
-Me la debes.- me miró seriamente.
-Vale- le aparté la mirada.
Cuando Liam se separó del grupo para ir a la barra Ely me arrastró tras él. Estábamos tras él, yo no quería decir nada, sólo quería irme pero Ely no dejaba de empujarme para que hablara.
-Liam...- mi voz fue algo baja pero él la escuchó porque se giró.
-Hola Mery.
¿Qué digo ahora? Ely al notar mi duda empezó a darme pequeños empujones en la espalda otra vez.
-Liam, ¿podrías presentar a Ely y a aquel chico...- pensé en el nombre del chico- ...a Luke?
-Sin problema.- levantó una mano e hizo un gesto, Luke lo vio y se acercó.
Ely se estaba poniendo nerviosa y me estaba clavando las uñas.
-¿Qué pasa tío?- preguntó a Liam al llegar a nuestra posición.
-Quiero presentarte a alguien. - se puso al lado de Ely.- Luke, esta es Ely, Ely este es...
-Luke- lo interrumpió Ely.
El chico rió y le dio dos besos haciendo que se sonrojara.
-En España se saluda con dos besos, ¿verdad?- ella asintió- tienes acento español, me gusta.
Ely se sonrojo un poco más.
-¿Te apetece que que busquemos un sitio más tranquila para hablar?
-Claro.
Se fueron los dos juntos y yo me quedé a solas con Liam. A solas...con Liam....¡No! ¡Le dije a Ely que no me dejará a solas con él!
-Bueno quizás ahora podamos hablar.
-Liam, no hay nada de que hablar.- dije con la voz más desenfadada que pude.
-María, déjame de hablar de una vez.
Cerré la boca para mirarlo. Tenía razón, desde que nos conocemos sólo he hablado yo.
-Verás, aquella noche- puso un dedo en mis labios al ver que yo iba a hablar.- déjame terminar.
“Aquella noche, mientras tú y Rou estabais en el baño vi a Peter (ya sabes, el chico que acosaba a Rou) salir del baño. Me acerqué preocupado pero antes de llegar a los baños él me paró y me hizo dudar. Mery me gustas y me gustaría conocerte pero soy muy enamoradizo y no quiero que te sientas obligada a entrar a este mundo. Peter me recordó eso y en ese momento lo mejor que se me ocurrió fue irme, me arrepiento muchísimo porque desde entonces mi mente no deja de preguntarse cosas sobre ti. Me gustaría que empezáramos de cero."
Me había quedado sin palabras, ¿qué podía contestar? No creo que pueda decir nada. ¿Qué significaba todo lo que había dicho? Mi cerebro no daba a basto.
-Por favor, di algo, si no dices nada me asusto.- dijo con una tímida sonrisa intentando escapar de sus labios.
-Lo siento- logré decir.
-¿Lo siento?- no se esperaba mis primeras palabras.
-Por no dejar explicarte, si te hubiera dejado hablar antes todo se hubiera solucionado antes. De verdad, lo siento mucho, hablo demasiado. A mí también me gustaría conocerte aunque con lo neurótica que soy no te dejaré hablar de ti y....
Liam interrumpió sus palabras haciendo que mis labios dejarán de moverse para hablar, haciendo que se movieran para responderle. Tras unos segundos se separó y por segunda vez en la noche me quedé sin palabras.
-Encontraré la forma de poder hablar- dijo con una sonrisa que me derritió.

*Narra Almu*
Cuando entré Harry se acercó a mí.
-Almu, ¿y Marina? Todavía no la he visto.- me pregunto con una voz indiferente que intentaba ocultar preocupación.
-¿Marina? ¡Ah, sí! No va a venir, ha salido con Nash.
Harry se despidió de mí y yo seguí mi camino. Llegué a la zona VIP y lo primero que vi fue a Niall y a Debrah muy juntos, demasiado juntos. ¡La mato!
Estaba pensando un plan para asesinar a Debrah cuando alguien me cogió de la cintura haciéndome gritar de la sorpresa. Niall y la pelo-regla se giraron sobresaltados por mí grito y se fijaron en como Marcel me agarraba por la cintura.
-Has tardado mucho- susurró en mi oído.
-He tenido que esperar para meter a unas amigas.
-No importa, la noche aún es joven. ¿Qué quieres beber?
-Tráeme lo que quieras-dije mientras fijaba mis ojos en la mirada de Niall, la cual estaba concentrada en mí, no se porque Debrah ya no estaba, ¿dónde habrá ido?
-Enseguida vuelvo.- se despidió Marcel con un beso en mi mejilla.
Mientras se alejaba a por las bebidas volví a mirar a Niall, ¿parecía celoso? ¡Se lo tiene merecido! Cuando Marcel se hubo alejado del todo Niall se levantó y se acercó a mí.
-Parece que estáis muy unido- comentó el celoso.
-Ayer quedamos y nos lo pasamos muy bien- dije intentando aguantar la risa- te lo cuento porque somos amigos y confío en ti.- su cara era un poema.
-Ahí vuelve Debrah, adiós Almudena.
Me giré y tras de mí estaba Debrah, mis celos volvieron. Niall se acercó a ella y se besaron, por suerte Marcel llegó en ese momento porque estuve apuntó de ir allí a arrancarle los espaguetis que tenía por pelos. Me sentía despachada por lo que cuando Marcel me besó no me aparté, aunque me sintió como una patada en el estómago porque sabía que Niall estaba cerca haciendo lo mismo con esa guarra.

*Narra Marina*
-¿No crees que te has pasado pequeña? ¿Haber a dónde te llevo así vestida? Me das vergüenza ajena.- dijo entre risas.
Marina se vistió así
-Lo que pasa es que me tienes envidia.
-Tienes razón, iba a comprarme ese vestido pero no había de mi talla.
-Siempre te queda ver lo guapísima que voy yo con él.
-Me tendré que conformar con eso.
Seguimos paseando durante diez minutos, como los tacones eran algo inestables iba agarrada al brazo de Nash y mirando al suelo pero la voz de Nash hizo que levantara la cabeza.
-¡Harry! ¿Qué tal tío?
-Hola chicos, estaba dando una vuelta antes de ir a una fiesta, ¿y vosotros?
-Estábamos dando una vuelta mientras pensaba a donde podríamos ir.- contestó Nash.
Harry estuvo en todo momento mirándome a mí con una sonrisa cómplice en la cara.
-Pues si no tenéis ningún plan veniros a la fiesta, Marina estaba invitada.
-Vale.-contestó un Nash animado.
-No, gracias Harry, nosotros nos lo estamos pasando bien los dos juntos, pero gracias por la invitación.-al fin abrí la boca.
-Venga ya Marina, eres una aguafiestas. Hazlo por mí.- Nash me miraba con una mirada suplicante.
Sin duda Harry se lo estaba pasando genial con esta situación ¡Cuánto lo odio!
-Venga, vale.
Nos fuimos los tres juntos Harry estuvo en todo momento intentando acercarse a mí pero yo intentaba alejarme lo más posible.

*Narra Antonio*
Llegué al local de karaoke en el que Rose celebraba su cumpleaños. Había ya bastante gente, aunque según me contó Rose, aún vendría más gente. Al entrar vi a Chris, tenía una cara verdaderamente triste, me daba mucha pena por lo que al final me acerqué a él.
-Hola, ¿te lo estas pasando bien?- le pregunté.
-Me lo estoy pasando en grande- y bebió de su vaso- ¿Cómo que me hablas?
-La verdad es que me das pena.
-Pues en ese caso, ¡Viva la pena!
-Rose no dirá nada, si es lo que te preocupa.
-En realidad no me preocupa eso. He perdido a las dos únicas personas con las que me gustaría estar aquí.- por la manera en la que me miró supe que esas dos personas eramos yo y Rose.
-He pasado página Chris, podemos ser amigos si quieres.
-Es mejor que nada.
***
Estuve toda la noche con Rose pero cuando fue a elegir una canción para cantar me senté junto a Chris.
-¿Qué tal te lo estas pasando ahora?
-Creo que mejor, ¿cantas después una canción conmigo?
-Depende que canción.
-Applause.
-Estoy deseando.
Mientras hablábamos empezó la canción de Rose, Ur So Gay de Katy Perry. La verdad es que Rose cantaba bastante bien pero cuando llegó al estribillo la canción sonó rara y todo el mundo empezó a murmurar y ha mirar a Chris. Me dije mejor y me dí cuenta de que había cambiado el estribillo y en lugar de el original ella cantaba:
"You're so gay and you like the boys
And you like them
And you like them
And you like the boys"
Cuando Rose terminó la canción casi solo se escuchaba el murmulló de la sala, Chris no lo aguantó y se fue corriendo. Ella se había pasado.
-¿Por qué lo has hecho Rose' ¿En qué estabas pensando? ¡Te has pasado!
-Se lo merecía, Tony, nos ha echo daño a los dos.
-Yo ya lo he perdonado porque comprendo las razones que tuvo para mentir pero tú te has comportado como una niñata malcriada. ¡Mintió por ti! No tienes ningún derecho a decírselo a todos cuando él aún no está preparado.
-Pero Antonio...
Salí corriendo en busca de Chris, lo encontré en la calle llorando. Me acerqué y lo abracé haciendo que su llanto aumentaran.
-¿Los has oído? Me critican.
-Pasa de ellos, no son tus amigos.
-Pues entonces no me queda nadie.
-Yo estoy aquí contigo Chris.

*Narra Lydia*
Estaba sola por eso en cuanto vi a Zayn me acerqué a él.
-Hola.
-Hola- su voz era distante.
-¿Qué te pasa ahora Zayn? Me prometiste que no volverías a portarte así.
-Bueno, al parecer no soy fiel a mi palabra.
-¿Quieres que quedemos mañana con tranquilidad para aclarar que te pasa?
-No, queda con Mike.- dicho esto se fue.
Me dió el bajón y quería irme a la cama ya. Vi a Rou y a Louis salir, yo corrí tras ellos pero cuando llegué a la calle no los vi. Volví dentro y vi a Ely besándose con un chico, era una situación desesperada, estaba apunto de echarme a llorar.
-¿Ely?
La pareja se separó y me miró molesta.
-¿Qué quieres?- preguntó ella borde.
Las lágrimas se me escaparon.
-No encuentro a nadie, ¿me puedes llevar al hotel?
Ely se despidió del chico y juntas nos fuimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario