Páginas vistas en total

Wattpad

viernes, 4 de julio de 2014

Olor a Flores Exóticas Capítulo 19

*Narra Almu*
Tras arreglarme salí a la entrada del hotel a esperar a Marcelus.
Me vestí así



Pasados diez minutos un todoterreno negro con cristales tintados se detuvo delante mía. La ventanilla más cercana bajó y apareció un Marcelus con unas gafas de sol casi más grande que su cara.
-¿Llevas mucho esperando?-me preguntó, quitándose las gafas y abriendome la puerta.
-No, tranquilo Marcelus.- dije montandome y cerrando la puerta.
-Así me llama todo el mundo, tú puedes llamarme Marcel- giña un ojo.
-Pues yo te llamaré Marcelino Pan y Vino- esto último lo dije en español con una sonrisa, el rió.
-Por mí perfecto.- el coche volvió a avanzar- Llegó tarde porque estaba tratando de contactar con mis colegas pero al final me han dicho que no vienen.- volvió a fijar su mirada en mí para sonreírme.
Estaba claro que Marcelus estaba colado por mí y yo pensaba seguirle el juego, Niall y yo sólo éramos amigos y él ya había encontrado a su furcia yo tenía derecho a estar con Marcelus.
***
Llegamos al club, era enorme. Marcelus y sus amigos se encargaban de la música, contrataban a los djs y les hacían las pruebas.
-Mañana veniros tú y tu chica a la zona VIP.- le dijo la organizadora de eventos.
-No so...
Marcelus me abrazó desde atrás, yo me tensé.
-Gracias Monique.-me besó en la mejilla, acercó su boca a mi oreja y susurró de forma inaudible- Se ha creído que estamos saliendo.
-Hacéis muy buena pareja-dijo- ¡Tú, Yukpa! ¿A dónde te crees que vas con ese skate? Vete al coche que ahora voy yo.- le dijo a su hijo, un chico algo bajo y con un flequillo que cubría gran parte de su cara.- Lo siento chicos, tengo que irme.
La organizadora se fue y nosotros nos quedamos aún en la misma postura. Comenzó a besarme en el cuello y me puse más tensa de lo que ya estaba pero él no lo notaba.
De repente su móvil sonó y por suerte se alejó de mí, cogió el móvil y vio el mensaje que había recibido.
-Me tengo que ir dentro de una hora- dijo- ¿qué tal si vamos a una cafetería, hablamos sobre vuestro plan y después te acompaño a tu hotel antes de irme?
-Vale.- estaba más aliviada de lo que dejaba notar realmente, como estaríamos en un sitio público no ocurriría nada.

*Narra Ely*
Tras ponerme una de mis mejores botas, cogí mi moto y fui al hotel de Mery.
Me vestí así

Me estaba esperando con los auriculares puestos, cuando llegué a su posición se los quitó y me saludó.
Mery se vistió así
-Hola.
-Hola, venga sube nos están esperando.-le dije.
Ella subió y en diez minutos llegamos al parque en el que habíamos quedado.
-Esto está muy lejos de mi hotel, no voy a saber volver, ¿me llevarás de vuelta no?
-Te buscas la vida.- empecé a andar dejando a María atrás pero el sonido de sus pasos me confirmó de que me seguía.
Mery se puso a mi lado cuando estábamos llegando a donde estaban los chicos.
Eric me vio y me dedicó una sonrisa que casi hizo que mis piernas temblaran.
-Hola-nos dijo a las dos.- Estas muy guapa.- lo dijo tan bajo que creo que sólo yo lo escuché.- Este es mi hermano Alex- dijo señalando a un niño pequeño a su lado.
María se acercó a mí.
-No dijiste nada de que tuviera 7 años.- me susurró.
-Ni yo dije que fuera una doble cita. Lo coges, te lo llevas a un parque y te largas.
Me miró con una mirada asesina y se fue con Alex.
-¡Vaya! Nos han dejado solos.- dijo Eric con una sonrisa pícara.
-Deberías preocuparte, no se si María es una pederasta.
-¿Y tú lo eres?- me preguntó.
-Depende, ¿qué edad tienes exactamente?
-17 ¿y tú?
-20, te toca esperar, yo no soy pederasta.
-Pero si es consentido no pasa nada.- dicho esto se tiró a mis labios rozandolos con un beso muy suave pero que acabo volviéndose en ansioso cuando yo lo correspondi.

*Narra Lydia*
Bajé de mi habitación para encontrarme con Mike en la puerta pero casi me choco con él en la recepción.
Me vestí así

-¡Uy! Iba a por ti- me explica.
-Siento haber tardado- le digo.
-No importa, yo acabo de llegar.
Salimos juntos del hotel y caminamos hasta una cafetería donde compramos unos helados y nos sentamos en el parque de enfrente.
-¡Mierda!- dijo Mike apartando la mirada de la dirección a la que miraba.
-¿Qué pasa?
-Mi ex y su novio se están acercando.- hizo un gesto hacia la dirección que antes miraba.
Me fijé en la pareja ella tenía 15 años, como Mike y aunque era mona no era nada del otro mundo, en cambio el chico era dos años mayor, era bastante alto y tenía cuerpo de gimnasio. Sin duda Mike se sentía muy insignificante al lado de ese chico.
-No dejes que sólo juegue ella- le digo.
-¿A qué te refieres?- esta nervioso e intenta no mirar hacia la pareja.
-Pon la celosa tú también.
Mike sólo tuvo tiempo a poner una mirada de duda antes de que yo le besara, al principio el pareció sorprendido pero respondio a mis labios hasta que un carraspeo nos desconcentro.
-Hola Mike- dijo la chica con una sonrisa muy falsa mientras el chico no me quitaba el ojo de encima.
-Hola- le contestó Mike.
-¿Estáis saliendo? Ayer os vi- fue directa al grano.
-Sí, estamos saliendo.- dije rápidamente antes de que Mike la cagara.
-Me parece perfecto Mike, tienes que seguir adelante.- se le notaba que estaba celosa.
-Enhorabuena por la corona.- le dije, ella se lo tomó como un insulto y me miró con asco como respuesta.
-Bueno, adiós Mike- dijo la chica.
-Adios- dije yo y volví a besar a Mike mientras ellos se alejaban.
Nos separamos cuando ya estaban lejos.
-¡Se muere de celos!
Mike pareció no escucharme, tenía cara de haber visto un fantasma y no dejaba de mirar hacia algo detrás mía.
-¡Mike! ¿Qué pasa?
El sacudió la cabeza para salir del trance y volvió a mirarme.
-No, no pasa nada- su sonrisa parecía algo falsa.
Me giré pero no vi lo que Mike podría haber visto.

*Narra Marina*
Me vestí así

Después de ir al hotel para cambiarme de ropa habíamos ido a casa de Nash habíamos quedado con Harry aquí pero Nash se había dormido y mi resaca iba a peor. ¡No vuelvo a beber!
Decidí irme ya al hotel porque era tarde y no creo que venga ya Harry. Eché una manta sobre Nash, recogí mis cosas y abrí la puerta para irme pero casi me choco con Harry.
-¿Demasiado tarde?- pregunta Harry mirando hacia dentro.
Parecía que estaba mejor, ahora llevaba un gorro y unas gafas de sol.
-Nash se ha quedado dormido y mi resaca va a peor.
-Yo tengo algo para eso.- dijo sacando algo de la camisa de su blusa.- Seguir bebiendo.
Era una petaca, me la ofreció y al verme reacia bebió él.
-No tiene veneno, me ha ayudado con mi resaca.
-Cuando le dejes de beber estarás peor- le digo.
-Lo retrasaré todo lo que pueda- tras decir esto me volvió a ofrecer la petaca y esta vez acepté.
***
Paseamos mientras nos pasábamos la petaca.
-Nash parece un buen tío.- dijo Harry, se le notaba en la voz que volvía a estar borracho.
- Es el mejor, lo quiero mucho.- me costó bastante vocalizar.
Harry me volvió a pasar la petaca y mientras bebía lo que quedaba él se paró, le devolví la petaca vacía, no la cogió, en lugar de eso se quedó mirándome ¡Oh, no, ahora no!
Harry me acercó a él y me besó mientras sus manos hacían que no me alejara. Al principio quise resistirme pero estaba mareada y me dejé llevar por la ocasión.

*Narra Antonio*
Rose me llevó al karaoke donde mañana celebraría su cumpleaños. Tras hablar con los encargados vino a la sala reservada para la fiesta, donde yo estaba.
-¿Qué te parece?-me preguntó.
-Estoy deseando subir a cantar mientras todos los focos me iluminan.
Tras reír se puso sería.
-Antonio...
Me giré para verla.
-¿Sí?
-¿Te parece que soy guapa?
-Eres guapísima Rose, cualquier tío querría estar contigo.
-¿Y tú no?
Me pilló de sorpresa, la verdad era que me lo debía haber visto venir.
-Rose, lo tienes todo cualquier chico querría estar contigo pero yo soy gay, lo siento. Para mí eres como mi hermana.
Rose volvió a sonreír.
-Tienes razón- me abrazó- me encanta ser tu hermana.

*Narra Rou*
Mientras Louis buscaba aparcamiento yo aproveché para cambiarme de ropa. Justo cuando terminé el llamó a la puerta. Hoy hemos decidido pasar el dia en el hotel otra vez.
Me vestí así

Nos acomodamos en la cama para ver una película romántica. Cuando llegó la parte en la que los protagonistas se besaban por primera vez Louis hablo.
-¿Quién era ese chico de ayer?
¡Joder! Ayer cuando me subí al coche no me dijo nada y había empezado a pensar que no vio el beso.
-Es un amigo, se supone que era su acompañante.
-Le besaste.-no era una pregunta, sino una afirmación.
-Louis el me besó a mí.
No pareció muy convencido con mis palabras. Me puse en rodillas en la cama para poder mirarlo cara a cara.
-Louis por favor confía en mí, yo no quiero nada con él, me besó él yo no quería. Si quieres no lo volveré a ver, le dejé claro que se alejara de mí porque tengo novio.
-Si no tuvieras novio seguro que te hubieras lanzado tú.
-Si no tuviera novio tampoco hubiera querido que me besara y estaría deseando que Louis Tomlinson fuera mi novio.
Louis al fin rió y me besó con delicadeza. Esta ha sido nuestra primera pelea y espero que última.

*Narra Mery*
Ely me había encasquetado al hermano de Eric. El niño estaba desesperado por jugar al fútbol por lo que lo tuve que acompañar al parque donde jugaba con sus amigos. Cuando llegamos estaba vacío.
-Alex tendrás que jugar a otra cosa.- le digo.
-Yo quiero jugar al fútbol- tiró la pelota y salió a correr tras ella dándole patadas.
-Espera Alex, no te alejes.
El niño parecía no escuchar seguía dándole al balón sin parar.
-¡Alex no cruces!
El semáforo se puso en rojo y Alex seguía sin detenerse.
Cruzó sin mirar corriendo detrás del balón justo cuando más coches pasaban. Se escuchó un frenazo y yo no pude reprimir un grito. El coche había parado a apenas unos centímetros del niño. Aproveche que este estaba sentado en la calzada con el balón para correr a por él antes de que se escapara otra vez.
-¡¿Por qué no has mirado antes Alex?- le pregunté mientras li ayudaba a levantarse, fijandome de que no se hubiera hecho nada. Estaba histérica.
La puerta del conductor se abrió.
-¿Está bien?-esa voz me sonaba.
-Sí, está bien. Gracias por haber parado.- me giré para mirar a Liam.
Él se acercó y me ayudó con el crío.
-¿Quieres que os lleve a urgencias o algo?-me dijo.
-No, esta bien Liam, gracias.
-Bueno, yo quiero pedir perdón por lo que casi acaba siendo un accidente.- se agachó a la altura del niño.-¿ Te apetece tomar un helado y que después te lleve a un sitio donde podamos jugar a fútbol?
-Siiiiiiii
-¿Alex?- detrás nuestra sonó la voz de Eric en shock.
Se acercó corriendo a su hermano.
-¿Pero que has hecho Mery? Estabas cuidandolo.-Ely me estaba gritando.
-Os hubierais encargado de él desde el principio y no me hubierais dejado de niñera. Ahora es todo vuestro. Liam lo iba a llevar a por un helado y a jugar a fútbol, pasaroslo bien.
Me fui de allí antes de que me respondieran.

*Narra Marina*
Me desperté poco a poco con doler de cabeza. ¡No vuelvo a beber! Abrí los ojos, aquella no era mi habitación. Un sonido a mi izquierda me sobresalto, Harry esta durmiendo, me fijé mejor y me di cuenta que estaba desnudo. Me aleje de él haciéndo darme cuenta de que no era el unico.
No puede ser, desde el principio me había negado a ser uno de los rollos de Harry y ahora mismo estamos los dos desnudos en la misma cama y yo no recuerdo nada. ¡No vuelvo a beber!

No hay comentarios:

Publicar un comentario