Páginas vistas en total

Wattpad

viernes, 16 de mayo de 2014

Olor A Flores Exóticas Capítulo 11

*Narra Mery*
¿Pero qué haces subnormal? ¡Debería haberte atropellado!- la chica de la moto parecía fuera de sí.
Un coche se acercó en dirección contraria a la moto. Podía reconocer perfectamente, era el coche de Kyle.
Todavía estaba delante de la chica, la cual estaba esperando una respuesta. No lo pensé más y corrí para subirme a la moto mientras decía a la chica, la cual estaba flipando porque una total desconocida que se ha puesto en la carretera, en mitad de la nada se estaba subiendo a su moto.
-Lo siento, después te lo explico pero por favor vámonos de aquí.
El coche estaba llegando y la chica rehusaba de arrancar la puñetera moto.
-Por favor, sácame de aquí, te debo un favor muy grande.
La moto se movió en el justo momento en el que el coche frenaba en seco al lado de nuestra posición.

*Narra Marina*
¿Por quién me había tomado el tío este? Yo no me iba a abrir de piernas por el simple hecho de ser él, yo soy una señorita. Él verdaderamente me había gustado pero yo busco algo lento y serio y él busca solo rollo, ninguno de los dos merecía meterse en algo que no quería. He hecho bien al dejarle las cosas claras a Harry e irme, aunque no creo que pueda quedarme a solas con él, la tentación me podría.
-Marina, espera.-esa voz...
-Pírate Harry- dije sin pararme ni mirar atrás, ¿no había entendido que no quiero nada con él?
Alguien me cogió del brazo y tiró de mí. Miré a Harry a los ojos con cara de pocos amigos, él tenía el pelo agitado y la respiración agitada, ha venido a por mí corriendo.
-¿Qué te pasa Marina?
-¿Qué que me pasa? ¡No voy a dejar que me uses como a cualquier chica obsesionada contigo, antes de ser fan tuya soy diva.
-¿Eres fan mía?
-Sinceramente eres gilipollas, ¿no puedes tener una discusión sin ser tan egocéntrico? No te quiero volver a ver.
-Yo es que no te entiendo, pareces bipolar Marina, me das dolor de cabeza.
-¿Ah, sí?
-¡Sí! Tienes razón, no deberíamos volvernos a ver.
-¡Bien!
-¡Bien!
No se si fui mi debilidad, la suya o las dos juntas pero segundo después acabamos el uno contra él otro, atrapados en un beso agresivo, eramos como dos sedientos en medio del sediento que acaban de encontrar un oásis. ¡La carne es demasiado débil!

*Narra Lydia*
Liam conducía el coche, yo estaba sentada en el asiento del copiloto y Zayn se sentó en medio en la parte de atrás.
En su momento me había parecido muy buena idea ir a buscar a Mery pero no tenía ni idea de donde buscar, puede que se me hubiese parado a pensarlo con la cabeza fría me hubiera dado cuenta que lo mejor que podía hacer era esperar.
-Esto es inútil, sería mejor que esperasemos en el hotel, María ya llegará o llamará.- Zayn dijo las palabras que yo estaba pensando pero aún así, creo que no podría quedarme quieta parada, puede que me diera miedo quedarme sola con Zayn.
Aclaramos los sucesos de aquella noche de forma objetiva, en su momento me hizo sentir de maravilla, pero aún no he pensado en que si en la boda en realidad no pensar en que Zayn pudiera estar con otra, hasta ahora no he pensado en ello. Me quito rápidamente esto de la cabeza y aprovechó para contestar a Zayn:
-No puedo quedarme esperando-así tengo una distracción para no pensar.
Liam no había abierto la boca ni en un momento desde que nos montamos en el coche pero eso no había impedido que él conduciera a todos los lugares posible, en busca del coche de Kyle, el cual sólo yo conocía.
-¿Han cambiado de país...?-no pude terminar la frase. Fije mi vista a la fila de coche delante nuestra, estábamos en un atasco, pude reconocer un coche, era el coche en el que Marcus y Kyle llevaron a Almu y Mery a la cena.

*Narra Almu*
Llegamos a una abarrotada pizzería del centro. Al entrar por la puerta Niall saludó en dirección a una mesa donde habían 3 jóvenes, menores de 30 año seguro, de color. Niall colocó su mano en mi espalda y me guio para que nos acercaramos a aquella mesa. Cuando llegamos el tipo con la gorra con tachuelas se levantó y abrazo a Niall.
-Ella es la chica de la que te he hablado, mi amiga Almu-dijo señalandome- Almu, el es Marcelus.
-Encantado querida, ellos son Stuart y Zach.- tenía una forma de hablar tan educada que me sentí fuera de lugar- Niall ya me ha contado lo que tenéis pensado hacer y me encanta, contar conmigo.
-Te lo dije “Rubi", Marcelus nos ayudaría.-miré con una mirada asesina a Niall cuando dijo esto.
-No me vuelvas a llamar así-mi voz sonó muy amenazante y junto a la expresión de mi cara causó la risa de los 4 chicos.
-Bueno, el sábado abren un nuevo club, ¿qué tal si venís y aclaramos allí todos los planes- dijo Marcelus todavía riéndose -traeros a vuestros amigos, así no sospecharán.
-Buena idea- contestó Niall.
-Tomad 2 pases vip, con esto podéis colar a todo el mundo que queráis y vosotros dos podréis venir con nosotros a la zona vip.- era la primera vez que hablaba Stuart en mi presencia, no me esperaba su ronca voz.
-Gracias tío- Niall cogió los pases y le dio un abrazo de agradecimiento mientras golpeaba su espalda.- Nos veremos el sábado.
Nos despedimos de los chicos y nos marchamos en dirección al hotel.

*Narra Lydia*
Seguimos al coche hasta que paró enfrente de un bloque de pisos. Cuando Kyle bajo Mery no iba con él, ¿dónde estaba?
-No te preocupes Lydia-me dijo Zayn- seguro que estará en el hotel, esperándote para contarte lo horrible que ha sido y que no quiere volver a verlo nunca.
-Puede que tengas razón.-no estaba muy segura.
-Ya verás como tengo razón.
Trás un momento de silencio con el coche aún parado sonó el móvil de Liam.
Contestó y tras unos minutos, colgó, nos miró a Zayn y a mí y nos dijo.
-No hagáis planes para el sábado, Niall y Almu han conseguido que podamos entrar al estreno del nuevo club.

*Narra Rou*
Louis y yo volvimos al hotel donde preparamos habíamos preparado palomitas para ver una película que se había acabado hace 10 minutos, no sabíamos de que iba la peli porque habíamos estado contándonos los trapos sucios de nuestros amigos y lo que nos irrita de ellos.
-Creo que me has contado tantas cosas de tus amigas que les he perdido el respeto, se va notar que lo se TODO.- puso la voz más grave para la última palabra.
No podía aguantarme la risa, adoraba a Louis, me subía el animo y hacia que me riera incluso cuando pienso en María y me preocupo.
-Ellas no deben saber que tú sabes lo que yo se.-dije sonriendo.
-Puedes confiar en mí, pueden amenazarme con matarme que no diré nada nunca, nunca...-acercó su cara a la mía- pero nunca jamás-dijo con una voz muy teatral.
No podía permitir que alejara esos ojos verdes de mí, quería memorizarlos para el resto de mi vida, así que con la mano izquierda agarré su cara y la derecha colocaba mechones detrás de la oreja y acariciaba su mejilla.
-Me gusta tus ojos de miel, Rou.-dijo rozando mis labios.
No podía esperar a que él terminara de juntarlos por lo que lo hice yo.

*Narra Antonio*
Chris me acompañó hasta una plaza cercana a mi hotely trás despedirse se fue con una bolsa azul pastel en la mano derecha, habíamos encontrado un vestido blanco que seguro le gustaría. Nada más ver a la chica supe que le gustaría y le quedaría muy bien.
-¡Hola!-esa voz...
-Hola Rose-digo mientras me giro y veo su pequeña persona detrás mía.
-¡Oh! Perdona, no recuerdo tu nombre.
-Soy Antonio.
-Encantada Antonio-me ofreció su diminuta mano junto a una gran sonrisa.- ¿Desde cuando conoces a Chris? Siento ser tan directa pero es que nunca te he visto o ha hablado de ti, lo siento.
-Tranquila, nos conocimos anoche, soy de España.
-Yo fui a España cuando cumplí 15 años, fui con mis padres, cada vez que alguien me hablaba en español mis padres me traducían.- ambos reímos.
-¿Y cuánto haces que conoces tú a Chris?
-Nos conocemos desde niños y tras la muerte de mis padres, hace año y medio, estamos más unidos y hace un año empezamos a salir.
¿Salir? ¿Cómo?

*Narra Mery* 
-Bueno ya hemos perdido a aquel coche de vista, así que cuentame que haces en mi moto si no te conozco y ni me interesa tu vida.
-Bueno, me llamo Mery...
-No me interesa tu vida, ¿recuerdas? solo quiero saber que haces en mi moto.- me interrumpió.
-Pues no te lo cuento, si no me vas a escuchar...
-Pues te dejo aquí tirada, te atropello y ale, a comer mierda.
-Pues te mato antes y me fugo con tu moto.
Después de una larga discusión bastante cómica le conté lo ocurrido con Liam y como eso hizo que me sintiera tan frágil como para caer en brazos de Kyle, el cual se intento aprovechar de mí antes de encontrarme con ella. No se como he podido contarle algo tan íntimo a una desconocida tan borde pero después de la discusión me salió solo.
-Pasa de ellos, no los necesitas.-dijo después de mi historia.
-Gracias...-esperé a que me dijera su nombre pero como no abrió la boca añadí- me gustaría saber el nombre de la persona a la que le acabo de contar mi problema, no es nada personal, solo una manía que tengo.
-Me llamo Ely.
-¿Me llevas a mi hotel Ely?
-¡Vaya! Si yo quería ir a vender tus órganos al mercado negro.
-¿Puedo llamar a mis amigas con tú móvil? Estarán preocupadas.
-Joder me haces gastar gasolina y saldo, me debes una más grande de la que crees.
Me dió su móvil. Le debía una a esta chica, debía contactar con ella más tarde así que guardé mi número y lo llamé para conseguir su número y después llamé a Lydia y la avisé de que iba en dirección al hotel y que ya no estaba con Kyle.
Ely y yo llegamos al hotel, donde nos estaban esperando Lydia, Zayn y Liam.
-¡Mery! Al fin, no te habrá hecho nada ese...
-Tranquila Ely no me ha hecho nada.
-Te hemos buscado por todas partes, ¿dónde estabas?-era Liam
-He estado fuera de la ciudad, además ya estoy aquí sana y salva.-dije algo fría.
-Bueno, lo importante es que ya está aqui-dijo Zayn- Te dije que estaría bien-esto último se lo dijo a Lydia mientras la abrazaba y la alejaba de allí.
Nos quedamos Liam, Ely, la cual no podía irse porque aún tenía su móvil en mi mano y yo.
-¿Te gustaría venir el sábado a una fiesta en un nuevo club?-preguntó Liam mirando hacia otro lado.
-Claro-dije animada, parecía alegrarse.-siempre y cuando Ely pueda venir tambien.-se sorprendió.
-¿Ely?
-¿Ely?-ella tambien parecía sorprendida.
-Sí, Ely, mi nueva amiga.-dije mientras pasaba un brazo por los hombros de Ely.

No hay comentarios:

Publicar un comentario